12 ago. 2016

No fue magia es pesada herencia.



Lo que ahora está ocurriendo en el país es responsabilidad de una pesada herencia, todo lo que está pasando es “culpa” “responsabilidad” de Cristina Fernández de Kirchner.
Todo lo que paso a contar ahora sucedió en el transcurso de algunos años y es el motivo por el cual todo lo que nos ocurre ahora no es magia, incluso seguramente me olvide de muchísimas cosas que han sucedido para llegar hasta este punto donde Cristina es perseguida por la justicia pero no la pueden “enganchar”, donde este gobierno se ve obligado a subir las tarifas y acomodar esta economía, el porqué de tantos despidos.
Aclaro nuevamente, todo lo que ahora está ocurriendo es parte de una pesada herencia.
La señora Cristina se ha dado “el lujo” de enfrentarse a uno de los poderes más importantes del país hace muchísimos años, al poder mediático, el bien llamado 4 poder. Esto le valió montones de operaciones en su contra, en la de ella y la de muchos de sus ministros.
Claro que durante muchos años ese poder enfrentado a Cristina tuvo que negociar con el que ahora es presidente y es por este motivo que actualmente en vez de titular “TARIFAZO” titulan “SINCERAMIENTO” y así miles de ejemplos.
No solo ha enfrentado al poder mediático hasta intentando sacar una ley de medios sino que además ha tratado de “sincerar” los impuesto al campo y las exportaciones, esto incluso estuvo al borde de generarle un golpe de estado.
Por este motivo es que el campo estuvo negociando llevar a Macri al poder y gracias a esto en la primera semana de gestión bajo todas las retenciones (impuesto) transfiriendo una escandalosa suma de dinero a los sectores productivos del campo, y de donde saco la plata que no iba a recaudar? Pues claro, de impuestos de los mismo de siempre.
La cuestión no termina aquí, Cristina ha encarado una magnifica recuperación de los derechos humanos poniendo en primeros lugares a Estela de Carlotto, a Hebe y montón de personas más.
Por supuesto, y como venimos viendo hasta ahora, los poderes más oligarcas de la sociedad argentina negociaron con Macri para llevarlo al poder y ahora estamos sufriendo las consecuencias, es decir, Macri habla de “guerra sucia” cuando todos sabemos que en una guerra participan 2 ejércitos regulares y en ninguno de ellos hay “terroristas” sino que hay combatientes, un ejército regular cuenta con uniformes y muchas más características que por supuesto ni montoneros y ERP tenían. La violencia ejercida por un gobierno hacia su población básicamente impone una revolución y eso fue claramente lo que en argentina paso.
Como si esto fuera poco Cristina lleno de planes a la gente pobre, esto hizo que ellos pudieron comprar teles, aires acondicionados, que se cruzaran con hijos de clases medias en los mismos ambientes. Todas estas cosas suelen enfurecer a la clase media argentina que tiene un gran temor cuando las clases bajas se le acercan, además de esto fogueado por los medios, imagínate!!!!
Y subir tarifas, desregular el mercado, el libre comercio y las bajas retenciones para el campo, que implica? Bueno, claramente implica un nuevo regreso al mercado de mejoras competitivas, es decir, Argentina es bueno produciendo soja y la puede exportar, esta es la carta fuerte de los sectores del campo, traen dólares al país, pero que implica esto? Esto quiere decir que todos los esfuerzos de este gobierno van a estar dirigidos a proteger a una clase dominante argentina que es la del campo en pos de traer los dólares al país, esto no estaría mal si la plata que ingresa se reinvirtiera en generar otra clase dominante como la industrial, pero no hace falta ser un genio para darse cuenta que el plan es enriquecer aún más a una sola clase dominante.


No fue Magia, Cristina se enfrentó a los poderes de la Argentina y está pagando las consecuencias, es una pesada herencia la que Macri tiene, pero no es la que Cristina le dejo, sino la que el mismo se generó al negociar con esos poderes oscuros para llegar al gobierno, es el quien ahora tiene que pagar las consecuencias de sus propios actos, y por carácter transitivo el pueblo, es decir, nosotros pagamos las consecuencias de la pesada herencia de Macri.